Absurdo y razón en la rebelión de los ateos.

Absurdo y razón en la rebelión de los ateos.

La rebelión de los ateos

La obra en tono absurdo presenta a tres autoridades eclesiásticas más dos de sus ayudantes que buscan detener el avance de una rebelión de ateos, que apostados a las afueras del edificio donde estos se encuentran, intentan irrumpir en su espacio. Esta tensión entre el afuera y el adentro, entre lo incluido y lo excluido será lo que sostendrá el desarrollo de la obra.

Las artimañas que llevan a cabo estos personajes gracias a la comunicación que logran (o no) con Dios, irá entretejiendo distintas situaciones cuidadosamente articuladas e hilarantes que presentan una crítica certera al rol de la iglesia en la vida de las sociedades. Un sexto personaje, una mujer, profundizará y delimitará mucho mejor el campo en el que se circunscribe la obra.

Las cuidadas actuaciones, en un nivel de interpretación definida por las corporalidades de los actores, quienes mantienen un diseño de acciones y movimientos precisos, en conjunto con la prolija materialidad del espacio escenográfico dan una factura a la obra que se destaca en su calidad teatral. El colorido visual y la definición de los caracteres de los personajes contrastan con el plástico y la artificialidad de los soportes escenográficos, los que en su simpleza permiten que el despliegue actoral alcance un punto de madurez excepcional.

La historia y el tema correctamente entrelazados con las acciones y el desarrollo escénico, nos acerca como espectadores al problema que reviste y que ha ocupado la iglesia en la historia de la humanidad y que sitúa la mirada en un tras bambalinas, enfatizando en lo que dificultosamente han podido responder ante las responsabilidades sobre los atropellos y maltratos que les competen.

Por lo demás, la rebelión de los ateos es un deleite visual, prolijamente construido y con mucha atención de los detalles, una experiencia digna de presenciar.

Ficha Técnica

Ficha técnico artística
Autoría:
Karen Koch
Actúan:
Checho Castrillón, Jorge Landaco, Juan Palacios, Lucía Sempértegui, Darío Serantes, Eduardo Véliz
Iluminación:
Julio López
Diseño de vestuario:
Claudia Facciolo
Diseño de escenografía:
Claudia Facciolo
Realización escenográfica:
Claudia Facciolo, Hernán Nocquet
Realización de vestuario:
Ángela Cruz
Puesta en escena:
Karen Koch
Dirección general:
Karen Koch

Más Información

000176903