Cosmos UBA: Espacios de cine que se recuperan

Cosmos UBA: Espacios de cine que se recuperan

Cosmos UBA: Espacios de cine que se recuperan

El cine Cosmos, para aquellos que no lo conozcan, es un espacio fundamental para la historia de nuestra cultura y patrimonio colectivo.
Adquirido en 1955 por Isaac Argentino Vainikoff, fundador de la distribuidora de cine soviético Artkino Pictures, este espacio fue fundamental para los espectadores porteños comprometidos con el debate político, social y cultural. En su programación histórica encontramos películas como El acorazado Potenkim, de Sergei Einseinstein, Guerra y Paz, de Sergei Bondarchuk, Alicia en las ciudades, de Win Wenders, y Solos en la madrugada, de José Luis Garci.

En 1966 en alusión al ancho de las películas de 7O mm (un formato minoritario frente al tradicional formato de 35 mm, pero significativo en la historia del cine) pasó a llamarse Cosmos ‘7O y en estos años atravesó cierres y crisis económicas. El primer cierre fue en 1987, diez años más tarde reabriria sus puertas, pero el auge de los complejos multipantalla afectó a su sala y cerró definitivamente en 2OO8.

Finalmente en diciembre de 2OO9, el rector de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, anunció la compra del edificio del ex cine Cosmos, que pasó a estar bajo la órbita de la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil bajo el nombre de Cosmos UBA.

De este modo, la actual gestión de la UBA, con el actual rector Prof. Dr. Alberto Barbieri de la mano de la Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación, decidió que la renovación de la sala debía mantener su estética e identidad originales y sumar la modificación del hall central. Articularon además esta renovación sumandolo al circuito de espacios del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) para potenciar la distribución y difusión de películas alternativas.

La inauguración del espacio, que incluyó discursos de las autoridades del INCAA, de la Universidad de Buenos Aires, quienes firmaron el convenio por el manejo de la sala, fue también la clausura de la Semana del Cine Argentino. Fue presentado además el galardón “Rector Ricardo Rojas” otorgado por primera vez a un referente del cine nacional, Martínez Suárez, como reconocimiento a su extensa trayectoria cinematográfica.

Participaron además en el evento autoridades del Centro Cultural Ricardo Rojas, de la Facultad de Diseño y Urbanismo (FADU), Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), del Departamento de Artes de la misma, así como conocidos representantes de la industria audiovisual.

La organización del evento planteó un recorrido de reflexión acerca del significado del Cosmos y del universo UBA. La proyección de cortos de Soy UBA (disponibles en la plataforma WebTV UBA), relatos de investigadores, docentes, graduados y becarios Sarmiento planteo el eje que cruzarían los discursos de defensa de la gestión de espacios, la comunicación y el intercambio: el lema que tiene el logo de la Universidad de Buenos Aires: La virtud argentina es el trabajo y el estudio.

Fue seguido de un corto realizado con motivo de la reapertura del Cosmos, cuya historia fue rescatada por Fernando Lima, vicepresidente del INCAA, mencionando que ese mismo día se celebraba además los 50 años de otra sala histórica porteña de proyección cinematográfica, la Sala Lugones. La suma del Cosmos a las más de 70 salas del circuito INCAA fortalece la difusión, distribución y exhibición del cine argentino y extranjero.

También era el mismo Vainikoff quien declaraba respecto a este planteamiento: “El hecho que Artkino distribuía películas de los países del Este complicaba mucho dónde poder exhibirlas. El problema de la exhibición de cierto tipo de material existió siempre: unos porque no querían el material, otros porque políticamente no estaban de acuerdo. Eso, según los períodos, siempre nos costó. La decisión fue tener una sala en la cual pudiéramos dar nuestro propio material”.

Así también especificó el rector Barbieri su interés por brindar espacios de diversidad, donde se permita la discusión y el debate de material alternativo, para que no sólo el arte tenga su reflexión sino también problemáticas sociales y políticas, temas frecuentes en el cine alternativo al circuito oficial. La adquisición del complejo Cosmos es un aporte de la Universidad de Buenos Aires a su comunidad universitaria, y a la cultura cinematográfica de la ciudad, ofreciendo a la sociedad en general otra oferta histórica de cine alternativo. Tal como figura en el estatuto universitario se busca la contribución al desarrollo de la cultura mediante los estudios humanistas, la investigación científica y tecnológica y la creación artística. Se difunde además, las realizaciones artísticas, haciéndose eco de los problemas sociales, políticos e ideológicos.

Se realizó una especial mención al cuerpo no docente que integran la reconocida casa de altos estudios de Buenos Aires. Fue gracias al esfuerzo y colaboración que realizaron que se logró mucho de esta renovación y recuperación de un sitio fundamental para el patrimonio cinematográfico porteño.
En este sentido, se mantuvieron y acondicionaron los proyectores fílmicos Prevost 35/70, las butacas y se unieron además nuevos sistemas digitales para las dos salas, incluyendo la renovación del sistema de sonido en la sala 2. El complejo ocupa el primer piso del edificio art decó en el que funcionó el ex Cine-Teatro Cataluña, cuenta además ahora con acceso para personas con capacidad reducida.

El broche de oro fue el discurso de José Martínez Suárez, actual presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, con la entrega del galardón de arte y cultura. El conocido director, cuya filmografía incluye clásicos como El Crack (1960) y Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976) relató, emocionando a la sala, anécdotas de su infancia que marcaron sus pasiones: cine y literatura. Se dirigió a la juventud, para que “pregunten a sus mayores, crean en sus mayores, en la posibilidad de las artes…” reforzando los vínculos de comunicación, trabajo y educación que construyen la cultura.
Al cierre del evento, se destacó que el INCAA proveerá equipamiento digital de última generación, incluyendo tecnología DCP y su equipo de programación ofrecerá estrenos de cine argentino de la mejor calidad, que cubrirán parte de la grilla cinematográfica del cine.
A partir de ahora, el cine continuará en el resto de la grilla con la propuesta internacional que incluye a esos films que suelen categorizarse, entre otros en autor, cultural, clásico o independiente.

Más Información

Información útil
El precio de las entradas será de $ 40, con 50% de descuento para jubilados y estudiantes. La programación detallada podrá consultarse en: www.rojas.uba.ar