El Bosque Siniestro (THE FOREST, 2016)

El Bosque Siniestro (THE FOREST, 2016)

El Bosque Siniestro (THE FOREST, 2016)

Vice es un multimedio norteamericano que cuenta con la producción documental como una de sus tantas ramificaciones. Su estilo documentalista se caracteriza por entregar trabajos en los cuales los investigadores van un paso más allá de donde suele ir el periodismo convencional. No resulta nada difícil volverse adicto a este estilo investigativo. Una de sus investigaciones más recordadas data del año 2012, cuando el equipo se adentró en el bosque Aokigahara, ubicado en la base del monte Fuji en Japón, popular dentro del folclore nipón por ser una zona a la que mucha gente acude para suicidarse.

Teniendo estos antecedentes frescos es que nos enfrentamos a El Bosque Siniestro (The Forest, 2016) película del debutante Jason Zada, inspirada parcialmente en hechos reales y mitos fantásticos de oriente. La historia gira entorno a Sara, quien recibe una llamada informándole que su hermana gemela Jess está desaparecida desde hace 48hs en el bosque Aokigahara, mientras hacía una excursión con el colegio para el cual trabaja en Tokio. Jess toma el primer avión y se dispone a buscar incansablemente a su gemela. En Japón viven 127.3 millones de personas pero Jess es lo suficientemente afortunada –lógica interna mediante- como para encontrar a un australiano (Taylor Kinney) que la ayude en su búsqueda.

Como es menester en casi todas las películas del género, El Bosque Siniestro no escapa a las secuencias oníricas que juegan a propiciar un susto fácil, construye climas a través de un diseño sonoro que busca sumergir al espectador en la espesura de ese bosque que guarda más de un secreto y juega todo el tiempo a confundirnos respecto de qué o quién es la verdadera amenaza en ese paisaje agreste.

Tal vez el mayor conflicto del film de Zada sea que funciona aceptablemente como una obra de suspenso, pero no logra mover la aguja del Terror propiamente dicho. Tenemos un clima y tenemos una actuación interesante de Natalie Dormer interpretando el doble rol de Sara y Jess, pero no parece ser suficiente para transmitir ese miedo casi instintivo que vivimos al aventurarnos en esos lugares que nos ponen la piel de gallina.

Hay una interesante representación del espacio y particularmente del bosque, trabajado como una entidad consciente y con voluntad propia, logrando que el propio espectador se pierda en su inmensidad al igual que los personajes, sin saber por dónde venían o hacia dónde deberían dirigirse, dando la sensación de que en cada recoveco oscuro podría ocultarse algo espeluznante. La fotografía logra retratar la naturaleza de ese lugar apacible y contenedor de secretos siniestros, generando una dualidad entre la belleza natural que abarca todo y la pulsión de muerte que se percibe secuencia tras secuencia.

La subversión de roles entre Sara y Jess conforme nos encaminamos hacia el tercer acto, brinda al film un poco de ese tan necesitado aire fresco, a pesar de llegar un poco más tarde de lo necesario. Intenta adentrarse en el pasado de los personajes en pos de brindar algo más de profundidad, cuestión bien recibida si bien no termina siendo información crucial para el desenlace de la trama. Es así como algunas líneas argumentales no terminan de cuajar por completo dentro del relato, son dejadas de lado o simplemente desafían la lógica interna del film a tal punto que le hacen perder consistencia.

Es así como El Bosque Siniestro termina siendo una película con buenas intenciones pero fallida, particularmente considerando las expectativas creadas dentro del propio género. Dedica demasiado tiempo a desarrollar un thriller de misterio que no termina de fusionarse satisfactoriamente con el relato y quita espacio a al costado más terrorífico, ese por el cual seguramente la mayoría de los espectadores pagan su entrada. Si tan sólo dicho ticket tuviese un “seguro contra lluvia” como la mayoría de los parques… tal vez volveríamos para chequear si hay algo interesante que se nos pasó de largo, pero probablemente terminemos caminando en círculos, encontrándonos siempre con el mismo árbol.

 

Título original: The Forest/Año: 2016/País: USA/ Dirección: Jason Zada./ Reparto: Natalie Dormer, Taylor Kinney, Eoin Macken, Yukiyoshi Ozawa. /Producción: David S. Goyer, David Linde, Tory Metzger/Dirección de fotografía: Mattias Troelstrup. /Dirección de Arte: Jasna Dragovic, Kikuo Ohta /Edición: Jim Flynn /Música: Bear McCreary / Distribuidora: Diamond Films /Duración: 1h 33min/Estreno en Argentina: 25-02-2016


Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to verify temporary file contents for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:30 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 30