CAROL: Un Film de mujeres Contra-Hegemónicas

CAROL: Un Film de mujeres Contra-Hegemónicas

CAROL: Un Film de mujeres Contra-Hegemónicas

La película Carol (2015) narra la historia amorosa entre dos mujeres- Carol y Therese- en los años ’50 en Estados Unidos. Este relato dirigido por Todd Haynes -conocido por Velvet Goldmine (1998), Far from Heaven (2002) y I´m not There (2007)- nos sumerge en un interesante vínculo basado en la novela Carol o The Price of Salt dePatricia Highsmith. La célebre autora de Extraños en un tren (llevada al cine por el mismísimo Alfred Hitchcock en 1951) se inspiró en su propia vida para la novela, la cual debido a su temática y a su contexto de producción fue publicada bajo el seudónimo de Claire Morgan. Recién en 1990 fue publicada como Carol  y bajo el nombre de Highsmith. Posiblemente el personaje de Therese tenga más de la propia autora que el personaje de Carol, ya que ésta posee una inclinación artística hacia la fotografía así como Patricia por la literatura. Otra similitud entre la autora y su personaje es que al igual que Therese trabajó en la tienda Bloomingdale´s de New York en 1948.

Carol nos sumergirá en el universo de dos mujeres que irán contra los ideales canónicos de la época desplegando simultáneamente ambientaciones y magníficos vestuarios, a cargo de la tres veces ganadora del Oscar Sandy Powell. El director, quien combina los tonos del vestuario con los colores del decorado que rodea a los personajes, nos otorgará un atractivo deleite visual. La película comienza con Carol Aird (Cate Blanchett) y Therese Belivet(Rooney Mara) reunidas en la mesa de un restaurant, cuando las interrumpe un hombre que conoce a Therese. Ya desde este inicio se plantea metafóricamente el flagelo interno que sufre Therese al encontrarse dividida entre relacionarse con hombres o con mujeres. Parte de esta sensación se esboza en la primera escena: un hombre le toca el hombro de un lado –filmado desde la espalda a cámara de Therese- y Carol le acaricia el otro hombro al saludarla, cuyo encuadre es opuestamente desde el frente de Therese para permitirnos ver su expresión en el rostro. Therese angustiada pronunciará en el film “I said yes to everything” (Le digo que sí a todo), ya que así siente que no podrá encontrar su camino y tomar sus propias decisiones.

Esta dualidad estará presente también desde los nombres de las protagonistas, los cuales son interpretados por ambas actrices de forma totalmente verosímiles. Therese tal como dice el personaje de Carol “no es igual a Theresa”, desde allí se plantea la ambigüedad de sexualidad con la que carga el nombre. Asimismo, el nombre de Carol tampoco es casual, significa en alemán “mujer fuerte” y absolutamente hermosa e incluso es traducido como “canción de felicidad”. El glamour del personaje de Cate Blanchett que seduce con su sola presencia en pantalla y su seguridad inspirarán a la a la fotógrafa dentro de Therese. Carol es el encuentro entre dos tipos de mujeres de contextos sociales distintos y con diferentes aspiraciones. Por esa razón puede inferirse que el film se llama Carol, pues es ella quien cambiará la vida de Therese y no a la inversa.

 

La película Carol (2015) narra la historia amorosa entre dos mujeres- Carol y Therese- en los años ’50 en Estados Unidos. Este relato dirigido por Todd Haynes -conocido por Velvet Goldmine (1998), Far from Heaven (2002) y I´m not There (2007)- nos sumerge en un interesante vínculo basado en la novela Carol o The Price of Salt dePatricia Highsmith. La célebre autora de Extraños en un tren (llevada al cine por el mismísimo Alfred Hitchcock en 1951) se inspiró en su propia vida para la novela, la cual debido a su temática y a su contexto de producción fue publicada bajo el seudónimo de Claire Morgan. Recién en 1990 fue publicada como Carol  y bajo el nombre de Highsmith. Posiblemente el personaje de Therese tenga más de la propia autora que el personaje de Carol, ya que ésta posee una inclinación artística hacia la fotografía así como Patricia por la literatura. Otra similitud entre la autora y su personaje es que al igual que Therese trabajó en la tienda Bloomingdale´s de New York en 1948.

Carol nos sumergirá en el universo de dos mujeres que irán contra los ideales canónicos de la época desplegando simultáneamente ambientaciones y magníficos vestuarios, a cargo de la tres veces ganadora del Oscar Sandy Powell. El director, quien combina los tonos del vestuario con los colores del decorado que rodea a los personajes, nos otorgará un atractivo deleite visual. La película comienza con Carol Aird (Cate Blanchett) y Therese Belivet(Rooney Mara) reunidas en la mesa de un restaurant, cuando las interrumpe un hombre que conoce a Therese. Ya desde este inicio se plantea metafóricamente el flagelo interno que sufre Therese al encontrarse dividida entre relacionarse con hombres o con mujeres. Parte de esta sensación se esboza en la primera escena: un hombre le toca el hombro de un lado –filmado desde la espalda a cámara de Therese- y Carol le acaricia el otro hombro al saludarla, cuyo encuadre es opuestamente desde el frente de Therese para permitirnos ver su expresión en el rostro. Therese angustiada pronunciará en el film “I said yes to everything” (Le digo que sí a todo), ya que así siente que no podrá encontrar su camino y tomar sus propias decisiones.

Esta dualidad estará presente también desde los nombres de las protagonistas, los cuales son interpretados por ambas actrices de forma totalmente verosímiles. Therese tal como dice el personaje de Carol “no es igual a Theresa”, desde allí se plantea la ambigüedad de sexualidad con la que carga el nombre. Asimismo, el nombre de Carol tampoco es casual, significa en alemán “mujer fuerte” y absolutamente hermosa e incluso es traducido como “canción de felicidad”. El glamour del personaje de Cate Blanchett que seduce con su sola presencia en pantalla y su seguridad inspirarán a la a la fotógrafa dentro de Therese. Carol es el encuentro entre dos tipos de mujeres de contextos sociales distintos y con diferentes aspiraciones. Por esa razón puede inferirse que el film se llama Carol, pues es ella quien cambiará la vida de Therese y no a la inversa.

 

La película Carol (2015) narra la historia amorosa entre dos mujeres- Carol y Therese- en los años ’50 en Estados Unidos. Este relato dirigido por Todd Haynes -conocido por Velvet Goldmine (1998), Far from Heaven (2002) y I´m not There (2007)- nos sumerge en un interesante vínculo basado en la novela Carol o The Price of Salt dePatricia Highsmith. La célebre autora de Extraños en un tren (llevada al cine por el mismísimo Alfred Hitchcock en 1951) se inspiró en su propia vida para la novela, la cual debido a su temática y a su contexto de producción fue publicada bajo el seudónimo de Claire Morgan. Recién en 1990 fue publicada como Carol  y bajo el nombre de Highsmith. Posiblemente el personaje de Therese tenga más de la propia autora que el personaje de Carol, ya que ésta posee una inclinación artística hacia la fotografía así como Patricia por la literatura. Otra similitud entre la autora y su personaje es que al igual que Therese trabajó en la tienda Bloomingdale´s de New York en 1948.

Carol nos sumergirá en el universo de dos mujeres que irán contra los ideales canónicos de la época desplegando simultáneamente ambientaciones y magníficos vestuarios, a cargo de la tres veces ganadora del Oscar Sandy Powell. El director, quien combina los tonos del vestuario con los colores del decorado que rodea a los personajes, nos otorgará un atractivo deleite visual. La película comienza con Carol Aird (Cate Blanchett) y Therese Belivet(Rooney Mara) reunidas en la mesa de un restaurant, cuando las interrumpe un hombre que conoce a Therese. Ya desde este inicio se plantea metafóricamente el flagelo interno que sufre Therese al encontrarse dividida entre relacionarse con hombres o con mujeres. Parte de esta sensación se esboza en la primera escena: un hombre le toca el hombro de un lado –filmado desde la espalda a cámara de Therese- y Carol le acaricia el otro hombro al saludarla, cuyo encuadre es opuestamente desde el frente de Therese para permitirnos ver su expresión en el rostro. Therese angustiada pronunciará en el film “I said yes to everything” (Le digo que sí a todo), ya que así siente que no podrá encontrar su camino y tomar sus propias decisiones.

Esta dualidad estará presente también desde los nombres de las protagonistas, los cuales son interpretados por ambas actrices de forma totalmente verosímiles. Therese tal como dice el personaje de Carol “no es igual a Theresa”, desde allí se plantea la ambigüedad de sexualidad con la que carga el nombre. Asimismo, el nombre de Carol tampoco es casual, significa en alemán “mujer fuerte” y absolutamente hermosa e incluso es traducido como “canción de felicidad”. El glamour del personaje de Cate Blanchett que seduce con su sola presencia en pantalla y su seguridad inspirarán a la a la fotógrafa dentro de Therese. Carol es el encuentro entre dos tipos de mujeres de contextos sociales distintos y con diferentes aspiraciones. Por esa razón puede inferirse que el film se llama Carol, pues es ella quien cambiará la vida de Therese y no a la inversa.

 

[1] Lamas, Marta (1994): “Cuerpo: diferencia sexual y género” en Debate feminista Año 5, Vol. 10, septiembre 1994.

[2] Laplatine, Francoise: Introducción a la etnopsiquiatría, Gedisa, Barcelona, 1979.

 

Título original: Carol /Año: 2015/País: USA/ Dirección: Todd Haynes./ Reparto: Cate Blanchett, Rooney Mara, Kyle Chandler. /Producción: Tessa Ross, Christine Vachon, Stephen Woolley. /Guión: Phyllis Nagy/Dirección de fotografía: Edward Lachman. /Dirección de Arte: Judy Becker /Edición: Affonso Gonçalves /Música: Carter Burwell / Distribuidora: Alfa /Duración: 1h 58min/Estreno en Argentina 4-02-2016.