3° Entrega: DOC Buenos Aires – 14 ° Muestra Internacional de Cine Documental

3° Entrega: DOC Buenos Aires – 14 ° Muestra Internacional de Cine Documental

Richard Copans, entre el romance y la imagen

“Hacer un documental es organizar estos regalos de la vida”

 

El film Un amor (Un amour, 2014) dirigido por Richard Copans, fue uno de los estrenos más esperados de esta muestra, ya que sólo fue proyectado dos veces en Francia en su estreno y dos veces más aquí en Buenos Aires. Copans fue uno de los invitados especiales del festival. Participó de una conferencia moderada por la directora Carmen Guarani, asimismo presentó en ambas proyecciones su documental. Este largometraje acerca de la historia de amor de sus padres (Lucienne y Simon) fue guionado por Copans junto con Marie Nimier. En la conversación posterior a su segunda exhibición el director comentó al respecto, la necesidad de que alguien externo colabore en la escritura para potenciar el romanticismo de la historia de amor de sus padres, tarea para la cual una novelista como Nimier era perfecta (de hecho el subtítulo del film es “Novela”).

Este documental exhibido en la sección Homenaje a Les Films d´Ici (productora co-fundada por Copans en 1978, la cual generó varias rupturas desde sus propuestas en el cine documental francés) comenzó a partir de las cartas de amor entre sus padres, atravesadas tanto por las guerras como por la distancia. Copans siempre se sintió aferrado a sus raíces y en su madurez despertó en él un profundo interés por conocer sus orígenes. En cuanto a esto, es pertinente comentar que este film tiene puntos de contacto con su otro documental Racines (2003). El director confesó en la presentación que realizar este film le llevó muchísimo tiempo, ya que requirió de muchísima investigación previa. Esto se debió en gran parte a que su madre estaba distanciada de su familia, por lo cual Copans no podía acceder a esa historia del todo. A través de éstas cartas; fotos (ambos elementos encontrados por él mismo de casualidad en la casa de la familia); recuerdos y testimonios, Copans reconstruye la historia de amor de sus padres, omitiendo sólo por pedido de su madre- antes de morir- los detalles eróticos de las cartas.

Un amor está marcado por la polifonía: hay voces que se superponen- la de los narradores con los que testimonian- junto a la gran documentación recolectada y el registro cinematográfico realizado por Copans. El director comentó que si bien su hermano mayor no estaba de acuerdo al comienzo con el proyecto, al verlo terminado le gustó. Su padre de origen norteamericano y su madre de origen francés tenían en común el intelectualismo. Sin dudas eran dos personas totalmente revolucionarias para su contexto, que desafiaban las normas. En palabras de Copans representan “un pasado romántico y clandestino”, hecho que se ve reflejado por ejemplo en la actitud de sus padres al decidir que a pesar de ya estar casados, querían esperar más para para tener hijos. Transmitiéndoles así el mensaje de que los tuvieron cuando realmente los quisieron. Esta confesión emociona al director hasta el día de hoy, ya que comentó que esto lo hizo sentirse muy querido por sus padres. Lucienne y Simon se casaron dos veces, la primera por papeles en Francia, y la segunda en Estados Unidos por religión, para contentar a la familia de Simon. En esta segunda boda, Lucienne fingió ser judía para no disgustar a los padres de su esposo.

Las cartas son sólo las que tenía guardadas su madre, es decir las que Simon le escribió a ella, ya que Copans nunca encontró las que Lucienne le envió a Simon. Tal vez uno de los aspectos más destacables del documental es que no sólo reconstruye la historia de amor de sus padres, sino gran parte del contexto histórico que los rodeó. Sus padres estuvieron marcados por los ideales comunistas y socialistas, los cuales- según el testimonio de la médica que Copans entrevista- apoyaban y estaban muy ligados a los métodos anticonceptivos en los años ´40. Resulta pertinente destacar lo interesante de otros testimonios externos a la historia de amor de sus padres como son el de la Rabina de New York y el hombre que trabaja en el cementerio militar. La Rabina cuenta particularmente acerca del primer movimiento de rabinas en Estados Unidos en 1972, y no sólo hace hincapié en el movimiento feminista sino también en la lucha de otras minorías como los negros. Debido a la identificación que ella sintió con estos grupos se acercó a la música góspel y al blues. En cuanto al testimonio del hombre del cementerio militar, narra una bella historia que se convierte en otra novela dentro de la gran novela, una historia asombrosa del amor, la guerra y una caja de madera con recuerdos que trascenderán las generaciones. Con respecto a estos testimonios tan enriquecedores, al preguntarle el porqué de su inclusión al director, Copans me respondió: “Hacer un documental es organizar estos regalos de la vida”, haciendo referencia a los testimonios, ya que para él los testimonios son regalos. Según el director hay que “devolverle la cultura al pueblo y el pueblo a la cultura”. Volviendo al contexto histórico de la historia de amor entre sus padres, Copans comentó que su hermano mayor cree que fue concebido el día de Pearl Harbor, afirmando así una vez más que este amor estaba marcado por las guerras.    

Este film fue realizado por Copans a posteriori de la muerte de sus padres, la última en morir fue su madre. Desde allí encaró el proyecto seriamente y dice que éste le permitió realizar el duelo, que le posibilitó una transformación posterior. Este film no sólo habla de las raíces del director, sino también de su descendencia. Toda esta familia fue marcada por esta historia, tal es así que su hijo fue el camarógrafo del documental. Copans además se preocupó por retratar a niños como metáfora de aquellos niños que sus padres apadrinaron previo a tener sus hijos propios. Para ello filmó a varios niños y jóvenes, al respecto comentó en la conferencia que le intrigaba ver “qué pasa cuando dos niños se miran”, estas escenas del film resultan muy simpáticas y tiernas para el espectador. Un dato interesante que compartió el director es que al filmar a niños de una escuela, se sintió en la obligación de filmar a todos ellos para no hacer diferencia entre los mismos, lo cual nos habla de la postura democrática que él practica. No sólo esta imagen resulta poética, sino también hay otras que merecen ser destacadas por su belleza pictórica. Uno de esos encuadres está compuesto por los techos de varias casas amontonadas bajo un cielo azul con una cálida luna- como si fuese un cuadro de Marc Chagall o Mordecai Ardon- y otro de ellos por un follaje que se mueve al compás del viento (y de la música incidental) como si estuviésemos frente a una pintura animada de Vincent Van Gogh. En cuanto a la dirección de fotografía fue realizada por Copans con un criterio muy peculiar: “hacer la imagen con la luz que hay”. Encuentra una belleza en ello y dice que hace más de veinte años que trabaja así. Copans comentó en la conferencia que para él siempre hay puesta en escena, y si hay algo que evidencia su documental es que sabe exactamente cómo manejarla con audacia pero sobre todo con emoción. 

 

Foto tomada en la segunda proyección de Un amor, el sábado 25 de octubre de 2014.


Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to save temporary file for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:13 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 13