Cine

GOODNIGHT MOMMY (Ich She Ich See, 2014)

Les enfants terribles.   Cuando tenía unos cuatro o cinco años un día mi mamá llegó a casa de la peluquería con un look nuevo.  Nacido y criado en los 80’, mi mamá se había hecho la clásica ​permanente de aquella época. Cuando la ví me  preguntó ​“¿Te gusta?” a lo que respondí con sarcasmo inconsciente diciendo ​“Si, que lindo! Y cuándo se te va a  ir?”​. Es curioso como los niños incorporan ciertos rasgos característicos de sus padres, sin los cuales dejan de  ser identificables como tales bajo sus ojos.  Esta anécdota no es caprichosa, guarda mucha similitud con aquello que es el disparador de todo lo que sucede  en ​Goodnight Mommy (Ich Seh, Ich Seh, 2014), película que tomó a la crítica mundial por asalto durante el  2015 y -por algún motivo -tan extraño como inexplicable- los distribuidores locales esperaron hasta avanzado el  2016 para traerla a nuestras salas. La dupla directorial Sverin Fiala-Veronika Frankz plantea una historia situada  en algún paisaje rural austríaco, con una madre volviendo a casa después de una cirugía para sorpresa de sus  hijos gemelos Lukas y Elias, dos niños que sospechan que quien regresó al hogar no sería su progenitora.  Lejos, el factor más sorprendente es que ​Goodnight Mommy no es una película de Terror propiamente dicha  como muchos esperarían, esas de revelaciones monstruosas y situaciones espeluznantes. Lo que tenemos es  un Thriller, una película de suspenso narrada desde la óptica de los niños, quienes parecen comprender mejor  aquello que realmente está sucediendo a diferencia de los mayores. Desde ​La Noche del Cazador (​Night Of The  Hunter, 1955​), pasando ​Los Goonies (​The Goonies, 1984​) y ​Que No Se Entere Mamá (​The Lost Boys, 1987​)  existe cierta fascinación dentro del cine por retratar la forma en que situaciones particulares son comprendidas y  experimentadas por los más chicos.  La madre instruye a sus hijos sobre mantener las persianas y puertas de la casa totalmente cerradas, sin dejar  entrar ni el más mínimo resquicio de luz. Esa casa agreste con estilo moderno y minimalista donde todo sucede  se determina como un espacio difícil de construir en la cabeza del espectador, no es simple imaginar la  distribución de los espacios, las puertas, las ventanas. El hogar es un lugar frío y nebuloso, tan intrigante como  el rostro que se esconde tras las vendas de la madre. No iremos tan lejos como para decir que la casa conforma  un no-espacio, pero definitivamente es un lugar que escapa a la racionalización.  La construcción temporal también se vuelve difusa en un espacio donde es difícil distinguir entre un día, el  anterior y el siguiente. Conforme avanza la narración vemos a los gemelos Lukas y Elias jugando en su  habitación, recorriendo los recovecos del hogar, explorando las silvestres inmediaciones, sin ninguna noción de  un objetivo claro más allá de no molestar a su madre.  La sensación de extrañamiento atraviesa la obra de principio a fin, y vamos recibiendo pistas que ayudan a dar  forma a ese impactante punto de giro que nos espera en el tercer acto, a partir del cual lo misterioso deja lugar a  lo perverso apoyándose en una resolución mucho más cercana a lo sobrenatural y fantástico, que termina  satisfaciendo al espectador pero de una forma que difícilmente hubiera podido anticipar.  Título original:​ Ich Seh Ich Seh/​Año:​ 2014/​País:​ Austria/ ​Dirección:​ Severin Fiala, Veronika Franz  / ​Reparto:​ Susanne Wuest, Elias Schwarz, Lukas Schwarz /​Producción:​ ​Ulrich Seidl​/​Dirección de  fotografía:​ Martin Gschlacht. /​Dirección de Arte:​ Hubert Klausner, Hannes Salat /​Edición:​ Michael Palm /​Música:  Olga Neuwirth / ​Distribuidora:​ Tiff /​Duración:​ 1h 39min/​Estreno en Argentina: ​28-04-2016

Kóblic

Culpas que atormentan   Kóblic (2016) es un largometraje dirigido por Sebastián Borensztein –autor de La suerte está echada (2005) y Un cuento chino (2011)-que narra la historia de Tomás Kóblic un ex aviador de la armada durante uno de los periodos más dolorosos de la historia argentina, la dictadura…

100 años de perdón

En los últimos tiempos hay una tendencia del cine argentino por sumergirse en el panorama internacional con sus producciones. No es casual los desarrollos que se fueron realizando con posterioridad al Secreto de sus Ojos, nominada al Oscar. Películas como Relatos salvajes o Metegol, muestran un claro interés en la inserción…

Mi Gran Noche (2015)

Una gran noche, una gran película Mi Gran Noche (2015), el último largometraje del peculiar director español Álex de la Iglesia, es diversión asegurada. El film mediante el comúnmente mal llamado “humor negro” nos hará reír desde el comienzo con un relato que irá en crescendo al igual que las…