Bienal Arte Joven: Anomalía

Bienal Arte Joven: Anomalía

Bienal Arte Joven: Anomalía

Por José Isla y Mireya Hincapié

 

Anomalía, la rareza de lo cotidiano.

“Anomalía” es una obra misteriosa, presenta una situación cotidiana muy reconocible (tal vez situada en los años 90’)  pero ya a estas alturas más cercana a un recuerdo: un cuerpo en un espacio doméstico, un sillón, una televisión, una planta y una mesa con su silla. El cuerpo de la intérprete recorre el espacio y desarrolla una coreografía que nos vuelve paulatinamente la situación cada vez más extraña y densamente familiar, maximizando la rutina diaria de un cuerpo cualquiera.

Como espectador sientes que entras a un lugar donde el tiempo se fragmenta. Te encuentras con Annie, único personaje de la obra , quien con acciones y staccatos automatizados presenta una serie de secuencias tan elementales como comer, descansar, ver televisión, vestirse, trabajar, estudiar, todo en una atmósfera que a ratos se vuelve asfixiante.

Los aspectos técnicos y la música acompañan la impecable ejecución que, sin grandes proezas ni despliegues, mantiene la atención y la calidad narrativa durante los cerca de 40 minutos que dura. La simplicidad de los elementos y la insistencia en los distintos instantes cotidianos nos muestran algo generosamente siniestro: un reflejo extraño y remoto de nosotros mismos.

La intensidad con que la obra se abre a aquello tan común se presenta como uno de los puntos fuertes del trabajo desarrollado por Valeria Polorena y su equipo en el marco de la Bienal de Arte Joven en su versión 2017. “Anomalía” nos permite revisitar nuestra cotidianidad y con esto sorprendernos por lo que nos acecha en nuestros recuerdos más comunes, los menos atractivos, en los que menos nos fijamos, aquellos que difícilmente queremos ver. Aunque nuestra mirada quiera contemplar con serenidad, la anomalía no deja de presentarse.

Ficha Técnica

Intérprete: Valeria Polorena
Música Original: Morbo y Mambo
Fotografía: Ariel Feldman
Iluminación: Fernando Berreta
Diseño de vestuario y escenografía: Estefania Bonessa
Realización de Escenografía: Sergio Muños
Realización de vestuario: Patricio Delgado
Colaboración artística: Macarena Orueta
Dirección musical: Maximiliano Russo
Asistencia de dirección: Paz Corinaldesi
Producción: Maximiliano Russo
Dirección: Valeria Polorena

TUTORES

Andrea Servera