Bienal Arte Joven: Caravana

Bienal Arte Joven: Caravana

Bienal Arte Joven: Caravana

Por José Isla Hidalgo y Omar Martínez González

Una atmósfera futurista nos recibe. El acompañamiento de aparatos tecnológicos y de luces neón que sostienen la pieza refuerzan esta idea. El lugar dispuesto en forma de escenario de arena, nos invita a considerar la mirada como acto de construcción plástica de la obra dependiendo de donde nos situemos. El público está alrededor del cuadrado central que nos presenta a dos intérpretes en un encuentro íntimo. Asistimos a compartir con ellos un momento de comunión, de encuentro sensible.

La coreografía se presenta pausada, sin prisas y esta va construyendo paulatinamente, momentos que como espectadores nos dejan suspendidos en la capacidad de “Caravana” para fusionar lo primitivo con lo novedoso, tejiendo un tiempo fugaz, cálido e inmensamente sutil. Ese es uno de los mayores logros de la obra, concentrarnos en un momento lejano y traerlo para rescatar de ahí algo difícil de ponderar y por ello inacabable.

Caravana hace pensar que no hay otra danza posible más que la presente: un constante devenir de dos cuerpos que se modifican en el espacio sin una pauta reconocible, ni una sincronización evidente y sin embargo, un cálido pulso común que entreteje una especie de ritual con elementos comunes al tiempo que vivimos, incluso, comunes al espacio en que se presenta la danza, el escenario: luces, parlantes, cables, vestuario. Todo ello puesto en tensión por los cuerpos de lxs bailarinxs que los mueven, crean imágenes y texturas sonoras que muestran un juego inacabable de posibilidades.

El punto de partida es un cuadrado hecho por luces neón y una carrera ejecutada por el bailarín que no avanza sino que entra y sale del cuadro, sin bajar el ritmo. Está también la bailarina que no se mueve sino que manipula un papel metálico enrollado. El punto de llegada es una maraña haciendo un montón de cables, zapatos, ropa y aparatos humeante; todo ahí debajo, incluso la voz y el sudor. Una imagen evocativa de un retorno a la que la caravana vuelve, si acaso, y en la que cuesta iniciar con los consabidos aplausos al final de la obra. Quizás todxs hubiéramos preferido irnos en silencio.

Ficha Técnica

Interpretación: Amparo González Sola y Juan Onofri Barbato
Dramaturgista: Claudia Ganquín
Música y Diseño Sonoro: Ismael Pinkler
Diseño de Espacio e Iluminación: Matías Sendón
Diseño de Vestuario: Belén Parra
Foto: Sebastián Arpesella
Video: Soledad Rodríguez
Diseño Gráfico y Edición de Video: Valeria Laura Rapoport y José Jiménez
Asistencia de Dirección y Producción en Argentina: Carolina Stegmayer
Agente en Europa: Jonathan Offereins
Coreografía y Dirección: Amparo González Sola y Juan Onofri Barbato

Co- Producción de TACEC, La Plata, Buenos Aires, Argentina y SPRING Performing Arts Festival, Utrecht, Holanda.
Con apoyo de la Bienal Arte Joven Buenos Aires.
Subsidio: Prodanza 2016 Ministerio de Cultura GCBA.
Sponsor: Estudio El Cuarto
Residencias Creativas 2016: Het Huis Utrecht/ Residenties in Utrecht (HOL) y Arqueologías del Futuro (ARG).