Cuando la ciencia despertaba fantasías

Cuando la ciencia despertaba fantasías

Cuando la ciencia despertaba fantasías

Una reseña sobre el último libro de Soledad Quereilhac: Cuando la ciencia despertaba fantasías centra su análisis a través de tres aspectos generales: el periodismo, las novedosas corrientes espiritistas y paranormales y la literatura.

Soledad Quereilhac es Doctora en Letras e Investigadora del CONICET. Su tesis de doctorado (pueden encontrarla acá), reescrita y publicada por Siglo Veintiuno editores, es un estudio sobre cómo la sociedad de fines del siglo XIX y principios del XX sintetizaba los cambios y avances de la ciencia en toda su heterogeneidad. 

Quereilhac toma ejemplos de La Prensa, La Nación y Caras y Caretas, tres de los diarios más destacados de la época, en los que “lo científico” cubría desde reseñas sobre nuevos descubrimientos a relatos de casos raros de la biología o la psicología. Aunque hoy en día nos pueda parecer digno de un relato de Crónicas marcianas de Ray Bradbury, señales de luces desde Marte a la Tierra, confirmadas por Nicola Tesla, eran cables comunes para el diario La Nación y satisfacían el afán de los lectores de aproximarse al conocimiento científico.

El espiritismo, por su parte, asimiló los diferentes descubrimientos a su favor. Quereilhac explica, con detenimiento y profundidad, que tecnologías como el telégrafo fueron claves para demostrar que la voz podía viajar a través de un canal invisible, como sucedió especialmente con el telégrafo sin hilos. En este sentido, si los vivos podían comunicarse por medios no físicos, el contacto con el más allá también era factible, y la actividad médium encontró la forma de legitimar su labor.

Por último, Quereilhac se centra en los fenómenos literarios de la época. La autora analiza las obras de Leopoldo Lugones, Horacio Quiroga, Eduardo L. Holmberg y Atilio Chiappori (estos últimos dos han permanecido en la oscuridad total para la crítica, y son las formulaciones más interesantes). Los cuatro autores son retomados por Quereilhac como parte de una reivindicación de la historia del género fantástico en Argentina, que comparte más con la ciencia ficción, por la estructura racional de las obras, que con los relatos fantásticos del siglo XX.

Cabe agregar, para finalizar, que la presentación formal de Cuando la ciencia despertaba fantasías será el miércoles 8 de junio, a las 19:00, en la Casa Museo Ricardo Rojas, Charcas 2837, C.A.B.A.