Desde la lona: Volver a la lucha

Desde la lona: Volver a la lucha

Desde la lona: Volver a la lucha

Fabián Caero en la piel de Mister Argentina.

Fabián Caero en la piel de Mister Argentina.

Juguetes antiguos que reposan en unas mesitas y rejuvenecen en las miradas de asombro de unos nenes inquietos. Muñecos de trapo que cuelgan en los techos y cobran vida con el roce de cada nueva presencia. Fotografías, dibujos y carteles que interpelan amable a cada visitante. Las luces ambarinas que refulgen en el rebote con el lustre de los muebles. Y las canciones de la infancia de alguien que ponen música a la charla de cuatro amigas apretadas en un sofá. También una copa de vino dulce que atempera una primavera todavía fría para un señor con demasiado abrigo sentado a una barra de bebidas. Todo esto que parece conectado con hilos invisibles es una postal de la hermosa sala del Centro Cultural “El Deseo”. Este punto de encuentro está ubicado en el barrio porteño de Balvanera y allí, a partir de los primeros días de septiembre, se viene presentando Desde la lona.

Esta obra de teatro fue escrita por Mauricio Kartún (autor de la multipremiada Terrenal) y cuenta una historia sencilla que se desarrolla en una geografía argentina ficticia, en el pueblo de nombre Maquinista Pi.

La acción inicia con Bautista, el ex campeón argentino de catch del ´62 Mister Argentina, intentando arrancar un colectivo Bedford modelo 60 que quedó atascado en el arenal trasero de un club y al que da aliento con el nombre de El Marciano.

Bautista encabezaba su compañía artística recorriendo distintos rincones y terminó varado en la parada ferroviaria que quedó inutilizada cuando el tren dejó de pasar por allí. Este personaje (a quien Fabián Caero da vida con brillantez) lucha contra la mecánica averiada del vehículo, el cual parece ser el único medio que encuentra para escaparse de ese lugar inhóspito. El Marciano (su socio rodante y el único bien que le ha quedado de la herencia de su padre) constituye la única compañía que necesita este solitario “campeón de varieté”. Puede afirmarse que Bautista ha quedado inmerso en un derrumbe laboral y afectivo, arrastrando una gloria que se ha perdido en el olvido.

Mister Argentina tira a la lona a Lauciano (Luciano Rojas).

Mister Argentina tira a la lona a Lauciano (Luciano Rojas).

Como si fuera un titán en el ring, irrumpe en la escena Lauciano (sólidamente interpretado por un joven Luciano Rojas que demuestra gran destreza corporal y a quien habrá que seguir de cerca). Se desplaza aparatosamente encorvado, de un lado al otro de la lona, buscando trenzarse con su ídolo. En un momento agarra el cuello del morrudo y retacón Bautista, intentando ejecutar una toma de catch y este la contrarresta revoleándolo hacia la lona.

Lauciano solo pretendía lograr la atención de su ídolo y que este lo tome a su cuidado como cualquier discípulo predispuesto a eternizar un legado. Para colmo el labio leporino de Lauciano le imposibilita expresarse como quisiera, por eso para comunicarse gimotea y gesticula, y esto provoca que los demás lo traten como el “tontito del pueblo”.

Con el correr de la obra el espectador conocerá el pasado duro de este pibe salido de un orfanato. Luego de este punto llegará el momento álgido de la obra (de una hora de duración). El ex titán Bautista motivado por la admiración de Lauciano pronunciará un monólogo único y lleno de esperanzas. Pese a las adversidades, se levantarán desde la lona para seguir luchándola en la vida.

Completan el elenco dos personajes geniales y de cualidades marcadamente  grotescas: “la Gallega” Pitusa (un trabajo monumental de Alejandra Martínez) y el octogenario don Justo (interpretado excelente por Néstor Pedace). El primero es la administradora del club y quien parece manejar, a través de los chismes,  los hilos de la vida social que se tejen en Maquinista Pi. El segundo comprende a un octogenario que era fiel custodio de una biblioteca (de andar cansino y de espalda curva) y ha sido separado de su cargo contra su voluntad para introducir allí un divertimento más acorde con el gusto moderno: las mesas de pool en reemplazo de los libros. Estos ya ocupan mucho espacio, juntan polvillo y atraen a las polillas, trayendo así las pestes.

Puede decirse que Desde la lona condensa las inquietudes del universo que Kartún ha ido hilvanando, desde 1973, en las veinticinco obras que lleva escritas.

Magnífico elenco para la puesta y dirección de Mariano Terré-

Magnífico elenco para la puesta y dirección de Mariano Terré-

Se trata de un texto escrito hace 20 años, en ocasión del Ciclo “Teatro Nuestro”, que homenajeaba el movimiento cultural de Teatro Abierto, y del que participaron también piezas breves de los maestros Tito Cossa y Carlos Gorostiza (recientemente fallecido en julio pasado).

Cada protagonista comienza de forma minúscula y se va agigantando hasta completar una alegoría de sensibilidad kartuniana, llena de desencuentros y sueños renovados. El humor y la simpatía que despiertan estos personajes (verdaderos antihéroes) terminarán atenuando el costado trágico y decadente de una época crítica de la que aún perduran sus consecuencias. Primará, ante todo, el valor del desafío de no tirar la toalla a pesar de las adversidades de la historia.

La puesta en escena y la dirección muestran un solvente trabajo de Mariano Terré, quien también se hace cargo de una iluminación que acompaña correctamente. En tanto, la escenografía presenta un trabajo increíble de Inés Sceppacuercia, ya que convierte al escenario (incluido el imponente colectivo) en un personaje que late vida.

Entonces, ya sea porque se trata de la pluma de uno de los dramaturgos pilares del teatro nacional, o porque la destacada labor de los actores merecen muchísimos aplausos, o porque el esfuerzo de los realizadores se nota en cada rubro, o incluso porque el espacio donde se presenta destila magia por todas partes, Desde la lona tiene los méritos de sobra que la convierten en una opción obligada. Y en otro motivo más para elegir el teatro independiente actual de Buenos Aires.

Ficha Técnica

Actores: Fabián Caero, Alejandra Martínez, Luciano Rojas y Néstor Pedace.

Asistencia y producción ejecutiva: Mara Teit

Diseño de iluminación: Mariano Terré

Técnica: Gustavo Suárez

Diseño Gráfico: Maximiliano Florencio

Realización de vestuario: Ayelén González

Diseño y realización de Escenografía: Inés Sceppacuercia

Fotografía: Laura Gattinoni

Música Original: Miguel López

Prensa & Difusión: Simkin & Franco

Dramaturgia: Mauricio Kartun

Dirección: Mariano Terré

Funciones: sábados 19.30 hs

Espacio Teatral

Centro Cultural El Deseo

Dirección

Saavedra 569, Balvanera, Caba

Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to save temporary file for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:13 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 13