Conferencia: Un mediodía con John Malkovich

Conferencia: Un mediodía con John Malkovich

Conferencia: Un mediodía con John Malkovich

¿Qué se puede deducir del encuentro con uno de los actores más reconocidos en todo el mundo? El señor John Malkovich posee “la humildad de los grandes”, entró a la sala pasivamente cargando su morral. De forma perceptiva, puede considerárselo un ser calmo y muy pensante, ya que reflexiona y hace pausas antes de dar cada respuesta con sinceridad. Malkovich es un hombre sumamente culto y hermenéutico, que parece tener más afecto por el teatro que por el cine. O al menos cree que el teatro es un lenguaje más inmediato que requiere menos intermediarios y procesos que el cine, quizás a éstos últimos los ve algo desgastantes. Pues para él en el teatro la obra ya está ahí, el actor y director, resalta además el poder catártico del teatro tal como lo propusieron los griegos en la antigüedad.
El pasado miércoles 19 de octubre al medio día se llevó a cabo la conferencia de prensa con John Malkovich con motivo de la presentación de su espectáculo An Evening with John Malkovich, el cual se representó en el Teatro Coliseo el 21, 22 y 23 de octubre a las 20:30hs. An Evening with John Malkovich, incluye textos del autor argentino Enesto Sábato, precisamente “Informe sobre Ciegos” publicado tanto de forma independiente e incluido también en Sobre Héroes y Tumbas (1961). Malkovich accedió al texto de Sábato hace aproximadamente quince años, a través de un profesor de la Universidad de Transilvania que se lo envió y desde allí quedó cautivado con el mismo y la paranoia que propone.

Además la puesta en escena está basada en textos de Tolstoi y posee música en vivo de una orquesta dirigida por el armenio Sergey Smbatyan y por el argentino Gustavo Fontana, con la virtuosa ejecución de las internacionales Anastasya Terenkova en el piano y Nina Kotova en el Cello. An Evening with John Malkovich se presentó en nuestro país con subtítulos simultáneos al español y estaba dividida en dos actos que se corresponden con cada uno de los autores literarios y compositores -como John Tavener y Alfred Schnittke-que la integran. Reiteradas veces en sus puestas teatrales el actor ha decidido que la música trabaje en conjunto con la obra teatral, creando de forma contigua una nueva totalidad.

A pesar de que la conferencia giraba en torno a la obra en cuestión, quien escribe no pudo evitar preguntarle por su carrera cinematográfica, después de todo ¿cuántas veces tendremos la oportunidad de estar frente al Sir. John Malkovich? Pues si me remito a los primeros recuerdos cinéfilos de la infancia hay tres películas que la han marcado considerablemente: La Princesita (1995, Alfonso Cuarón), El Jardín Secreto (1993, Agnieszka Holland) y El Imperio del Sol (1987, Steven Spielberg), en esta última actúa Malkovich con el aquel entonces pequeño Christian Bale. A continuación presentamos el video y desgravado de la pregunta y la respuesta emotiva del actor:

 

Traducción:
Denise Pieniazek- En primer lugar es un placer conocerlo…Denise Pieniazek de Cartelera 1030, Radio Del Plata…Mi pregunta es más con respecto a su carrera cinematográfica, ha trabajado con directores que van desde Antonioni, Wim Wenders, Spielberg, Clint Eastwood, hasta Bertolucci, quería saber ¿Cuál fue el que más lo tocó, lo conmovió?, y ¿Qué enseñanza le dejó?
John Malkovich- “Sabes, en cierta forma todos los directores son conmovedores, no yo, yo nunca toque a nadie ni ellos a mi (en tono de chiste, usando literalmente el término tocar), pero (pausa-piensa)… yo los encuentro a todos conmovedores y (…), en los últimos años he perdido dos de los directores a los que era muy unido, el director portugués Manoel de Oliveira (2015) y Raoul Ruiz (2011), y por supuesto Antonioni (2007). (Pausa) En mi opinión el mundo es un mundo es un lugar muy pobre sin ellos. Los directores no son las personas más fáciles en mi opinión, pero todos ellos tienen cultura cinematográfica y un punto de vista particular del mundo, y por supuesto que he tenido amigos directores que siguieron trabajando, Manoel de Oliveira tenía 106 años cuando murió y el seguía trabajando todos los días, es una gran pérdida…pero así es la vida”.

John Malkovich trabajó con Raoul Ruiz en Klimt (2006), con Manuel de Oliveira en Um film falado (2003) y con Michelangelo Antonioni en Beyond the clouds (1995).