El sueño del francotirador o el estallido del espacio

El sueño del francotirador o el estallido del espacio

El sueño del francotirador o el estallido del espacio

Ingresamos a la sala, los actores ya están allí, aguardando, inmóviles, con una mirada fija y penetrante detenida en algún punto de la habitación. Unos están parados, otros sentados en un sillón. Una mujer tiene la cara cubierta con globos negros atados a su cabeza. Algunos llevan ropa deportiva, otros vestidos, otros sacos. Se cierra la puerta. Todos los espectadores han entrado.

Intempestivamente, un actor comienza a dar órdenes a sus pares en una lengua que desconocemos. Los actores empiezan a moverse, se acercan al público, sentimos su respiración, nos toman de la mano y nos llevan a diferentes lugares de la sala. Una actriz me pregunta, en secreto, si tengo un billete de cincuenta; su compañera le pide a uno de los espectadores que le convide su bebida. Así, de forma inesperada, el público interviene en el espacio reservado para la ficción. Y surge la pregunta: ¿Para qué, realmente, está ese espacio? ¿Para la ficción? ¿Qué se construye entre esas paredes?

La pieza parece develar, en su transcurrir, que el espacio está para que los cuerpos lo invadan y lo hagan estallar a través de la danza. Todos los movimientos -desde los más imperceptibles del comienzo, hundidos en una sutil lentitud, hasta los más frenéticos del final, rápidos, cortados y robóticos- se ponen al servicio de la reconfiguración continua de esa habitación, en la que están mezclados público y actores.

Se podría decir que son tantos los puntos de fuga de la obra, que en cada esquina de la sala se pueden ver “mini-piezas” con una entidad propia: en un rincón, dos chicas tiradas en el piso iluminan con una lámpara sus gargantas; en otro, una chica se desnuda, la mujer-globo baila, un chico grita. Cada espectador elije su propio recorrido para ver una a una las situaciones o imágenes que se van construyendo en diferentes sectores de la sala.

Finalmente, en medio del caos, del sillón, de las telas, de la mesa, de la ropa, de las cortinas, de los cuerpos desparramados por toda la sala, el espacio se llena de palabras: una descripción de un paisaje onírico llenará el vacío, que tal vez los cuerpos no han podido colmar. Se escucha un llanto desgarrador y, a lo lejos, unos disparos: los globos se pinchan, las lámparas se apagan, y todo queda en silencio. El sueño ha terminado.

Por María Sol Hermo

Es Licenciada y Profesora de Enseñanza Media y Superior en Letras (UBA). Asimismo, es Técnica en guitarra, y estudiante avanzada del Profesorado Superior de Música (Conservatorio Manuel de Falla). Actualmente ejerce la docencia en diferentes instituciones educativas y se desempeña como adscripta en la cátedra de Literatura Argentina II (UBA). Además, es cantante y compositora en un ensamble para chicos, Copla colores.

*El sueño del francotirador forma parte de la sexta edición de Teatro Bombón, Festival Permanente de obras cortas.

Ficha Técnica

Intérpretes: Celia Argüello Rena, Leandro Barzabal, Julia Hadida, Inés Maas, Laura Monge, Delfina Thiel / Músicos: Patricio Lisandro Ortiz / Asistencia de dirección: Ana Gurbanov / Dirección: Rakhal Herrero.


Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to save temporary file for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:13 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 13