Devil: el pecado original

Devil: el pecado original

En la tradición bíblica, desde el génesis, la mujer es la portadora del pecado: la que destierra al humano del paraíso por ser débil ante la tentación y, luego, la tentación encarnada. La mujer es la condenada (a parir con dolor), a expiar sus culpas (por prostituta), etc. etc. La mujer es doblemente culpable: por encarnar el pecado  y por someterse a él. Es entonces, débil y devil.

De esta premisa parte Devil y despliega una serie de relatos violentos en torno a la mujer, en torno a su belleza,  su cuerpo, su sexualidad y su libertad.

Cinco mujeres cuentan su historia: abusos, la condena de lo bello, la proyección de culpas maternas, la insatisfacción sexual, todos estos tópicos entrelazados como si fueran, en el fondo, uno solo. Porque la violencia, que lo atraviesa todo, señala justamente el hecho de ser mujer como causante de toda condena. Si la visión ajena es que en la mujer anida el demonio (mujeres brujas, mujeres que provocan por el solo hecho de ser mujer, mujeres que causan la muerte involuntariamente o no tanto), toda acción contra ellas y su voluntad está justamente motivada por su naturaleza femenina. ¿Una niña de 8 años es abusada? Lo provocó ella. ¿Una joven es sistemáticamente acosada en su pueblo? Es porque es bruja. ¿Otra no puede llevar a cabo su deseo sexual sin que acontezcan desgracias? Es porque está maldita.

Así, cada trazo de la obra converge en la condena a la mujer, histórica, por el solo hecho de serlo. Frente a las agresiones del hombre, frente al sistemático abuso, la respuesta es una sola: le sucede por mujer. Le sucede porque hay algo malo en ella que lo causa, como si la violencia patriarcal y machista fuera el resultado del hechizo de las mujeres, como el canto de las sirenas arrojaba ciegamente a los marinos al mar.

En teatro Quirón se puede apreciar una obra que trae a superficie la tradición mítica que justifica la violencia de género y que la naturaliza, vaya paradoja, en las causantes sobrenaturales. Sin embargo, en este juego de evidencias muestra así  los hilos del patriarcado, en donde la mujer es débil o demonio y por eso siempre factible a ser víctima. La historia las condenó y en Devil se ve la trama.

Ficha Técnica

Actúan:
Rocio Ambrosoni – Personaje 1

Nuria Wassaf – Personaje 2

Sol Gutiérrez Texeira – Personaje 3

Lucía Tomas – Personaje 4

Rocío Reyes Grau – Personaje Quinta

Dramaturgia: Florencia Naftulewicz

Dirección: Sergio Albornoz

Instagram: @devilobra

Facebook: @devilobra

Espacio Teatral

Teatro Quirón

Dirección

Avenida La Plata 1331

Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to verify temporary file contents for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:30 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 30