La cacería estéril o la semilla de un pasado que se escapa

La cacería estéril o la semilla de un pasado que se escapa

“La caza es todo lo que se hace antes y después de la muerte del animal. La muerte es imprescindible para que exista la cacería”.

 José Ortega y Gasset.


 

 Recién llegada de campestres paisajes se estrenó en El extranjero La verdad sobre la temporada de liebres, de Patricio Ruiz, bajo la dirección de Luciano Ricio. El espectáculo es el primero de la trilogía “Del Campo” que fusiona leyendas y mitos populares con la urbanidad y los fantasmas de la naturaleza humana.

  Como en una mesa de disección, la obra expone cuestiones familiares que han calado profundamente en sus personajes, afanosos por cazar, embalsamar, fotografiar, en definitiva, obsesionados por detener el tiempo y el espacio en un contexto histórico que “progresa” según su propia definición.  

 La familia Ferrero se reúne después de un tiempo sin verse, a festejar el cumpleaños de Melba (Kairiana Nuñez Santaliz), la hermana paralítica que debe nombrar un apoderado quien cobre su subsidio. El pasado y el futuro, las imágenes y los deseos se aglomeran encima de un presente que no resiste y permanentemente está a punto de quebrarse, bajo los ojos cristalizados y atentos de  animalejos pendientes de las paredes, de la mano de Fernando Lancellotti.

 

Tradición y modernidad, campo y ciudad, siembra y metalurgia se oponen permanentemente ante nuestra vista y oídos en una dicotomía superficial que en realidad habla del dolor, las promesas y los fracasos de esta fauna pampeana particular que componen Gruden, Massó, Nuñez Santaliz, Ruiz y Vanore. En estas contradicciones irresolubles se implicarán las clases sociales, los viajes a Europa, los trenes perdidos, las azules evocaciones lumínicas dispuestas por Julio A. López, que traen rezos, recuerdos y sueños a escena. 

Los personajes se encuentran allí detenidos: en un tiempo que pasó, o hasta anclados en un fuerte deseo de adaptarse a un porvenir del que jamás podrán apropiarse verdaderamente. Con criterios confusos, superfluos, rígidos (en vano), atravesarán con vocación taxidermista un miedo inventado hacia su propia parálisis. Sin atender al tiempo de la espera, quedando en suspenso eterno, mientras Melba, quien tiene realmente un motivo para esperar, se detiene viva, como en las fotografías de su amado bajo el rayo del sol, más viva que todos. 

 

“La memoria es un panteón que degrada los sentidos” es la frase que resuena por encima de un festejo falso, de una torta de crema inconsistente, de unos deseos que no son los de la cumpleañera, sino los de todos los demás, desgraciados, marchitos. Melba sabiamente entiende que el tren no se fue, que aún es tiempo de siembra, que sus piernas aún caminan, y cuando se permite el instante sincero, sale a la luz que el paso del tiempo ha detonado en todos ellos un terrible temor al cambio. Diablos, monstruos, cuernos son las caras que asume el miedo o la fantasía. 

 

Todos ellos son un poco liebres. Cazadores y cazados que corren, se acercan, viajan, vuelven, algunos son alcanzados por un tiro. Mientras, el marco central de la pared aguarda vacío la cabeza que irá a parar ahí, cual exposición familiar triunfal de la más preciada de las cacerías.

 

 

 

 

La verdad sobre la temporada de liebres 

Jueves de Septiembre, 22.00 hs. 

TEXTO:

Patricio Ruiz

DIRECCIÓN Y PUESTA EN ESCENA:

Luciano Ricio

Lugar: El Extranjero (Valentín Gómez 3378) 

Reservas: 4862 7400

Entrada general: $50-. 

Ficha técnica:

Elenco 

Yanina Gruden 

Barbara Massó 

Kairiana Núñez Santaliz 

Patricio Ruiz 

Camila Vanore 

Asistente de dirección: María Florencia Colace 

Escenografía: Fernando Lancellotti 

Iluminación: Julio A. López 

Arte y vestuario: Merlina Molina Castaño 

Colaboración en vestuario: Loana Junco 

Fotografía: Lucas Coiro – Nicolás Deshusse 

Diseño gráfico: Nicolás Deshusse 

Prensa: Octavia Comunicación 

Producción general: María Solari (Grupo Capicúa) 

Dirección: Luciano Ricio 

 

Fan Page: facebook.com/TemporadaDeLiebres

Tumbrl: http://temporadadeliebres.tumblr.com/

 

Este espectáculo cuenta con el apoyo de ILU – La Casona Iluminada- Corrientes 1979 –