Quiero decir te Amo

Quiero decir te Amo

“La mayor declaración de amor es la que no se hace;

el hombre que siente mucho, habla poco.”

Platón.


Buenos Aires, 18 de abril, 2013

Hola

No sé como serás, pero te imagino. 

Estudiante, administrativo, escritor, cadete, librero, actor…serás actor? o escritor? artista. Mirá si sos artista..Escribo bastante seguido sobre artistas. Sobre todo artistas que transforman y crean. 

El otro día te ví. Y me volaste la cabeza. 

Porque a mi, lo que me pasa es que cuando veo una persona, como vos, insurrecto, rebelde, tan hombre, se me vuela la cabeza. 

No literal, claro está. 

Pero es que el amor, en el arte, es así.  Lo ves y te recorre ese temblor de deseo, que no podés contener. Con esa intensidad inmensa. 

Como esa intensidad que transmitían las dos actrices de la obra que fui a ver hoy. Se llamaban Mariangeles Bonello y Yanina Gruden y la intensidad la tenian en los ojos. O en la voz. O en todos lados. Las dos vestidas para matar, o seducir. Para seducir en la época del 30. 

Por que el amor fue así antes y ahora. 

Era una obra que hablaba sobre esto que siento con vos. De Amor. 

Pero Amor con Mayúscula, me entendés?

 

Era un teatro iluminado. De esas casonas iluminadas que ya no se ven, pero están. 

Lámparas de mesita de luz que te alumbran cuando estas divagando sobre el amor. 

Y te das cuenta que estás hasta las manos. ( Hasta las manos de imaginártelo)

Y es que el amor es invento de mujeres…y mirá por donde, el que escribió y dirigió esta obra que te cuento, es un hombre…Mariano, se llama. Mariano Teconi Blanco. 

Flor de texto se mandó. 

Y estuve a punto de comprarlo. Lo vendían ahí mismo.

 

Cuando salí del teatro, me dió la sensación que el espectador que lo viera, entendería completamente lo que nos pasa a las mujeres con el amor. Somos así. Así como en la obra me refiero… Es lo que pasa en la obra. 

Creo que cualquiera que viera “Quiero decir te amo” nos entendería. 

O casi.

 

Buenos Aires,  19 de abril, 2013

 

Si, yo de vuelta. Y es que me quedó dando vueltas. La obra. Sisisi, esa que te conté, de que vayas a verla para que me entiendas. 

Que cuando me enamoro, me da ganas de escribirlo. De decirlo. De decirte algo que te vuele la cabeza y no haya nadie que te lo haya dicho. Por que vos sos único. Al menos en mi vida. 

Que belicosa yo, no? digo, todos somos únicos, podrías pensar que te estoy engañando y diciéndote que me gustas, que sos el  único así para mí y sería como una ironía y vos pensarías que todos somos únicos. Yo podría decir esta obra es única y lo diría de verdad, a consciencia, y vos podrías pensar que me pasa con todas las obras, pero no me pasa con todas las obras, sólo con un par, las cuento con los dedos de una mano. De una mano, entendés? Como el amor, me pasa con pocos, los cuento (también) con los dedos de una mano.

En estos días casi casi que me declaro con una carta de amor. De esas de antes. La tengo guardada, no la entregué. Es que viste, hoy por hoy, te obligan a usar los mensajitos, los celulares, las redes sociales…Ya nadie se toma el trabajo del lenguaje del amor. Y una queda como una tarada. “Señora, ud me toma el pelo”

Eso de escribir poemas, de contar nuestras historias. De mirarnos a los ojos y romper esas paredes. 

Que es lo que hacían estas actrices que te cuento. 

Las dos se sentaban en escena y yo sentía que miraba en vivo el cuadro de las dos Fridas. Exacto, ese mismo, el de Frida Kahlo…la europea, la latinoamericana, unidas por el corazón, medio destrozadas. Siempre me sentí así, medio europea, medio latinoamericana. El dilema de la mujer argentina y el crisol de razas. Porque no le pusieron caleidoscopio? toda nacionalidad, identidad y amor se construye con el cristal con que se lo mire. Como el amor. 

Y Frida! Qué mujer! exploró como nadie las gamas de amor.Pero me estoy llendo por las ramas.

Volvamos a este amor (el de las actrices estas) que eran como dos Fridas, pero una casada y otra soltera. Una, casada, enfundada en el estereotipo social que socaba el ser-esencia de la mujer. Cortadas las alas, deprimido el corazón, eso era ella…en la pulcritud del vestido blanco, en el blanco del casamiento-susanita. Horror. 

La otra, era la ingenuidad, la alteridad, el color del amor en sus matices amor-odio-comicidad-llanto encarnado. Rosa y encaje.

Todas somos ellas cuando nos enamoramos. 

Es que no encontramos muchas otras formas de enamorarnos…

 

Amarte-odiarte-sonreirte-llorarte-extrañarte = escribirte

 

Cuando salí de la obra, corrí hacia la calle y pateé la ciudad, Corrientes y Callao, Callao y Viamonte y seguí  hacia adentro, hasta tu casa.  Aunque no estés ahí.

Miré la puerta y no te dije te amo.

Y me fui.

 

 

Buenos Aires,  19 de abril, 2013 BIS

(BIS* Es que me quedé con ganas de escribirte más. Debés pensar que estoy loca. 

O, en el mejor de los casos, que me quedó algo en el tintero….)

 

Tráiganme un violín para hablar del amor en esta obra.

Como el que tenia la actriz mientras cantaba la ópera. Tenia un violín con músico. O músico con violín. Eran la misma persona, un todo junto.

Yo no sé por que todas las operas terminan para atrás. Digo, Werther no es una historia que precisamente te dé esperanzas a nivel amoroso, no?

Es que la música siempre acompaña. Más en los espectáculos teatrales. Como el complemento justo en el momento justo. Te hace reír o llorar. Y en esta obra, la música estaba perfectamente sincronizada con el ritmo de sensación. 

Y te daba esperanzas. 

Bah, la que daba esperanzas era la actriz que sentada escribía  contaba y construía un amor de verdad con la mujer que recién se iniciaba al amor. Tan mal se iniciaba en los asuntos amorosos que se había enamorado de un tipo casado, y encima, cobarde.

Ya lo decía Platón “No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe”.

Y tengo yo varias pruebas irrefutables, un trabajo de campo y un libro donde documento ejemplos de tal acertada declaración.

 

Buenos Aires 20 de Abril 2013

 

Se supone que tengo que escribir, sobre esa obra, la que te conté. 

Y qué se puede decir de una obra que lo dice todo.

Bah, lo dice todo menos decir Te Amo.

Y es que no es fácil de decir. Menos de sentir. 

O mejor dicho cuando lo sentís, no lo podés decir. 

Como yo. 

Como vos. 

Como muchos con muchos otros en muchos momentos en que nos olvidamos de decir te amo o nos pareció que no era el momento o justo miramos por la ventana y alguien atropelló a alguien y nos quedó  ahora esa mancha de sangre de corazón pasional que nos deja el recuerdo de aquella vez que quisimos decir te amo pero no lo dijimos y flor de boludos que somos que no decimos las cosas como son.

Por eso, veo, pienso, siento la obra y me doy cuenta que no puedo decir te amo.

Y que la obra lo dice, aunque no lo diga. 

Y más importante aún, nos hace sentir te amo mientras el labial se corre de unos labios que besan fuerte.

Porque todos queremos que nos amen. 

 

(Aunque sea en un intercambio epistolar)

 

 

 

Ficha técnico artística

Texto: Mariano Tenconi Blanco

Actúan: Mariangeles Bonello, Yanina Gruden

Vestuario: Merlina Molina Castaño

Escenografía: Merlina Molina Castaño, Mariano Tenconi Blanco

Iluminación: Merlina Molina Castaño, Mariano Tenconi Blanco

Peinados: Gabriela Illarregui

Maquillaje: Gabriela Illarregui

Música: Santiago Johnson, Ignacio Llobera

Asistencia de vestuario: Vanina Bargas

Asistencia de dirección: Marina Ortega

Prensa: Octavia Gestión Cultural y Comunicación

Productor asociado: Berenice Mazzarelli

Dirección: Mariano Tenconi Blanco

 

Este espectáculo formó parte del evento: Festival Escena 2012

Este espectáculo formó parte del evento: 2º Festival del Amor

Web: http://quierodecirteamoteatro.blogspot.com.ar

Duración: 60 minutos

 

 

 

Revista Ámbar, es una publicación electrónica de consulta libre y gratuita. Entendemos que los procesos culturales y artísticos se generan desde elementos vivos, capaces de reconocer lo que sucede a su alrededor, buscando preservarlos.

Ámbar busca ser un espacio de análisis crítico, reflexivo en torno a las producciones artísticas que permita futuros estudios donde se recupere el patrimonio cultural que entre en contacto con ella.

Pretendemos promover redes de intercambio que nos permitan

comprender las problemáticas de transformación artístico social, incluyendo múltiples perspectivas, considerando análisis críticos del escenario cultural actual.

Estamos en pos de una construcción colectiva desde el arte, la cultura y la educación.

 


Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to save temporary file for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:13 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 13