El viento en un violín: donde se respira libertad

El viento en un violín: donde se respira libertad

Tras una primera función –de prensa– frustrada debido a un corte de luz inoportuno, El viento en un violín finalmente tuvo su tan ansiado debut en la sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza el viernes 16 de enero. Más de cuatro años después de su estreno en el Festival de Otoño de París, la obra escrita y dirigida por Claudio Tolcachir, arribó a la calle Corrientes, al mismo espacio donde desde el año pasado se presenta su hermana mayor, La omisión de la familia Coleman. Hermana no sólo porque comparten progenitor, sino también elenco, equipo técnico y temática.

El viento en un violín también trata sobre una familia. O mejor dicho, dos familias que en un principio poco tienen en común. Por un lado, la que integran Mercedes, una mujer de negocios, avasallante, y Darío, su hijo, un joven sin rumbo, sobreprotegido por una madre que lo considera el eterno nene de mamá. Por el otro lado, la conformada por Celeste y su mamá Dora, empleada en la casa de Mercedes y quien funciona como nexo entre ambos hogares. Se podría agregar a la lista una tercera familia, aún no constituida: la que quieren forman Celeste y su novia, Lena. La búsqueda de un bebé por parte de las mujeres pondrá a las familias en una misma página, a partir del encuentro, azaroso y accidentado, de Celeste y Lena con Darío.

La puesta concebida en Timbre4, espacio creado por Tolcachir en 2001, se destaca por varias cuestiones; pero sobre todo por tocar temas serios –como lo son los conflictos que conlleva la convivencia familiar, los prejuicios, las diferencias sociales, la muchas veces compleja relación psicólogo/paciente– bajo el manto del humor. Como bien reza el programa de mano, El viento en un violín es una comedia feroz. Cuenta con personajes como el magistralmente interpretado por Miriam Odorico que a pesar de ser ofensivo y prepotente, termina provocando simpatía y hasta cariño. Si bien las dosis de comedia son muy altas debido a diálogos ingeniosos en boca de grandes actores, no impiden la reflexión sino que la estimulan.

 

 

Por otra parte, no se puede dejar de mencionar la escenografía a cargo de Gonzalo Córdoba Estévez. Resulta una elección muy inteligente la de subdividir el escenario en varios espacios –casa de Mercedes, casa de Dora, consultorio del terapeuta–, como si se tratarse de un set de filmación. Así, al evitar el cambio de escenografía, se acompaña el ritmo ágil de la obra. Asimismo, el diseño de luces ideado por Omar Possemato –y que consiste en un espacio iluminado mientras los otros permanecen a oscuras– contribuye a mantener este andar dinámico. El espectador centra su mirada en una situación, en ciertos personajes en lugar de vagar por todo el escenario o perder el hilo, lo cual igualmente sería inimaginable por lo atrapante que resultan los diálogos.

No hay que perderse El viento en un violín, que no en vano recorrió numerosos países y festivales. Una obra en donde habitan las miserias humanas, el amor, la ternura, la búsqueda por ser feliz y donde, finalmente, prevalece la dicha por sobre la desdicha, la libertad por sobre el qué dirán, por sobre las estructuras y preconceptos que con frecuencia, cuales cadenas, nos aprisionan y asfixian.

Ficha Técnica

Libro y dirección: Claudio Tolcachir / Actúan: Tamara Kiper, Inda Lavalle, Miriam Odorico, Lautaro Perotti, Mimi Rodríguez, Gonzalo Ruiz / Asistencia de escenario: Pedro Ferreyra / Diseño de luces: Omar Possemato / Foto portada, retratos y doble página: Alejandra López / Fotos de la obra: Giampaolo Samá / Diseño gráfico: Johanna Wolf / Escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez / Vestuario: Ezequiel Galeano / Prensa: Marisol Cambre / Equipo de producción Timbre4: Carolina Fischer y Natalia Mesía / Producción Teatro Timbre4: Maxime Seugé y Jonathan Zak.

Espacio Teatral

Paseo La Plaza Dirección: Av. Corrientes 1660

Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to save temporary file for atomic writing.' in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:13 Stack trace: #0 /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(497): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home6/ambar/pu...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home6/ambar/public_html/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 13